¿Quieres disfrazar a tus bebés este 31 de Octubre? Te explicamos cómo deben ser los disfraces para que los niños pequeños disfruten con la experiencia, estén calentitos y se diviertan con la fiesta.

1. El disfraz debe ser calentito.

En esta época del año es muy común que haga demasiado frío, por lo que si estamos pensando en un disfraz debemos elegir disfraces apropiados que cubran al bebé de pies a cabeza.

 

2. Debe ser fácil de quitar y poner para cambiar el pañal.

Hay que tener en cuenta que hay que cambiar su colita a menudo, así que si el disfraz lleva broches en la parte de abajo que permita cambiar el pañal, será mucho mejor.

 

3. Cómodo y amplio, para que el bebé tenga libertad de movimientos.

Los disfraces para niños tienen que reunir algunas características que en los disfraces para adultos no son tan importantes. La primera: La comodidad. Si el niño no puede moverse con soltura pasará un mal rato y querrá quitárselo en seguida.

 

4. Que permita tener la cara descubierta.

A demás de ser peligrosos, los disfraces que la tapan no son para bebés. Lo mejor es que la cara vaya descubierta para que no se pierda nada de lo que ocurre alrededor.

Precauciones. Al elegir disfraces para bebés, cuidado con…

  • Utilizar bolsas de plástico para confeccionar disfraces para niños: son peligrosas.
  • No pintes la cara del bebé. Cuando son más mayores no hay inconveniente, pero los pequeñitos tienden a tocarse y terminan comiéndose la pintura.
  • Tampoco es bueno utilizar barbas postizas o antifaces que le tapen la cara. No pasa nada por usar, por ejemplo, diademas con antenas y complementos fáciles de quitar para que pueda echarse la siesta cuando lo necesite.

 

Además, los disfraces de niños y bebés tienen que ser muy seguros. Cuidado con los disfraces de las tiendas de cadena. Pueden ser muy económicos, pero también especialmente incómodos y peligrosos. Si nuestro presupuesto es reducido, podemos encontrar muchas opciones a buen precio sin descuidar la calidad de la ropa o también animarnos a  fabricar nuestro propio disfraz con ropa usada que tengamos en la casa.

¡Seguro que los niños y tu se lo pasarán en grande haciéndolo!

 

¿Deseas Recibir Noticias?