Hace un tiempo una mamita nos contactó para compartirnos que se sentía triste al tener que dejar a su hija de tres meses (En ese momento la licencia de maternidad en Colombia era de 3 meses) en manos de una persona quien le ayudaba con su cuidado, mientras ella debía trabajar. Debido a que estaba todo el día en el trabajo y llegaba tarde en la noche, encontraba a su bebé dormida y casi no tenía interacción con ella. Esto la llenaba de mucho dolor y sentimiento de culpa por no estar presente en el crecimiento de su princesa.

Cuando la maternidad va acompañada de la obligación de trabajar para sostener los gastos de la casa, como mujeres debemos ser fuertes y buscar estrategias que nos permitan cumplir con ambos roles de la mejor manera posible. Es normal que sintamos dolor y culpa por dejar a nuestros hijos en manos de personas que nos ayuden con su cuidado, lo cual implica que nos perdamos parte de su crecimiento y avance. Así mismo nos da miedo que se olviden de nosotras o que no creen un vínculo tan fuerte, debido a nuestra ausencia.

Por ello te comparto 5 estrategias que puedes aplicar para fortalecer el vínculo con tu bebé si por tus obligaciones económicas y laborales debes estar lejos de éste durante el día:

1) Manten contacto telefónico con tu bebé durante el día.

Llama o pide a la persona que cuida a tu peque que te avise cuando él o ella esté despierto(a) para que aproveches a hablarle, dile que le amas, que le esás pensando, dile lo importante que es para ti, así como lo orgullosa que te sientes de ser su madre. Aunque no recibas una respuesta de su parte, él/ella va aprender a reconocer tu voz, tu amor y eventualmente responderá a ese estímulo.

2) Hablarle mientras duerme.

Si llegas cuando tu bebé está durmiendo, aprovecha para hablarle a su oído y decirle cuanto le amas, afírmale lo importante que es para ti, bendícele declarando palabras positivas sobre su vida. Todo eso quedará guardado en su corazón, darán fruto cuando menos lo imagines.

3) Aprovecha los fines de semana.

En caso que durante la semana el contacto con tu bebé sea poco, haz tu mayor esfuerzo los fines de semana para jugar, enseñarle, bailar con él/ella, cantarle, compartir todo lo que más puedas con éste. Tómale fotos o videos contigo y arma un album con los registros, así cuando crezca y sea más conciente de su relación contigo él/ella pueda ver tu amor reflejado allí.

4) Abrázale.

El poder de un abrazo es infinito. Un abrazo es sinónimo de protección, confianza, consuelo, fortalece el autoestima, remedio contra el estrés o la ansiedad, apoyo y sobre todo de amor. Recuerda que si lo abrazas hacia tu lado izquierdo, tu princesa o príncipe podrá escuchar tu corazón, lo cual le brindará confort y bienestar.

5) Evita compensar tu ausencia comprándole cosas materiales.

Lo que tu peque necesita no son los juguetes, sino el juego contigo; no necesita mucha ropa que lo cubra, sino tu abrazo cálido y sincero; no necesita ver television o videos, sino ver que estás ahí para él/ella. Las cosas materiales son importantes para su bienestar, pero no reemplazan tu amor, dedicación y tiempo.

Cuéntanos qué otras estrategias se pueden poner en práctica para estrechar el vínculo entre madre e hijos. Compártenos tus comentarios y tu experiencia, ésta puede ayudar a otra mamita como tu.

¿Deseas Recibir Noticias?