Nuestros peques ya están creciendo y es una etapa maravillosa en la cual debemos tener cuidado a lo que poco a poco van a enfrentar mientras exploran su entorno.

Mi bebé ya tiene 14 meses y un par de días antes de cumplir el año caminó solo. Fue conmovedor verlo libre andando feliz por un lado y por el otro.. Aunque alguno bebés empiezan a caminar al año, otros se demoran un poco más. No te afanes si esto le pasa a tu peque, cada niño tiene su propio proceso.

Dar sus primeros pasos es solo, es signo de que está desarrollando su independencia, pero esto tan solo es una parte de todo lo que pasa en esta etapa de tu peque. Empieza a decir sus primeras palabras, a sacar las cosas de las gabetas, las alacenas y ponerlas en otras partes, incluso a esconderlas. La casa le queda pequeña y cuando sale al parque éste es un mundo maravilloso para descubrir. Juega con todo, hasta con los tarros vacíos. Le da curiosidad el baño, el inhodoro, las canecas y la ducha. Baila con cada canción y rondas que le pongas. Aprende a dejar el pañal y a desarrollar con mas diciplina las rutinas que le enseñes. En fin, son tantas cosas que empiezas a vivir con tu princesa o príncipe.

Con las experiencias nuevas, tambien llegan los cuidados, las rutinas y la disciplina. Estos son algunos factores a tener en cuenta en el cuidado del tu peque:

– Alimentación
Ya come de todo. Los 5 grupos alimenticios ya son parte de sus comidas diarias. Quedan atrás las compotas y las papillas; pues es apto para comer con la familia aunque en porciones pequeñas. ¿Qué alimentos hacen parte de su dieta?

– 2 o 3 porciones de frutas al día bien lavadas.
2 Porciones de vegetales bien lavado y cocidos al vapor.
– 5 porciones de proteínas incluyendo huevo, granos y lácteos.
– 5 porciones de harinas y cereales.
– Gelatina, galletas, jugos, helados (De acuerdo a lo que mamá y papá quieran enseñar).
– El café con leche, el chocolate calientico y la avena con canela ya se asoman a la colorida dieta del peque.
– Evita las gaseosas.
– Evita los condimentos, el picante, los fritos y el exceso de sal o azucar.
– Procura que tu chiqui coma lo más natural posible.
– Evita las carnes crudas.
– Cuida la higiene de los alimentos.

– Seguridad
– Cuidado con los objetos que están en el piso, pues ahora que empieza a caminar, puede pisarlos, resbalarse y golpearse duro.
– Como aún le están saliendo los dientes, le llama la atención llevarse todo a la boca por eso hay que tener cuidado con los objetos pequeños a su alrededor, pues los puede llevar a la boca y atragantarse.
– Tener protectores de seguridad en las puertas, ventanas, mesas y gabetas.
– Si en casa tienes escaleras, debes tener una reja de precisión para evitar las caidas por esta zona, pues sin dudas este espacio le va a causar bastante curiosidad a tu princesa o príncipe. Sin embargo, es bueno que tomes el tiempo para enseñarle a subirlas y bajarlas.
– Te cuento que ahora que tu peque está explorando la casa es hora de poner los protectores de tomacorrientes.
– Evita dejarlo solo durante su baño, se puede resbalar con facilidad.
– Evita dejarlo solo en lugares grandes (centros comerciales, almacenes, parques, etc.) por más que le digas que se quede quieto/a un momentico… um um, no lo va a hacer. Si lo hace, puede estar asustado.

– Juego y desarrollo
Te compartimos algunas de las señales de desarrollo que tu bebé posiblemente presenta en esta etapa:

– Empieza a dar sus primeros pasos y eventualmente a caminar.
– Toma objetos con las manos perfectamente.
– Permanece alerta mas tiempo durante el día y tiene menos siestas.
– Vocaliza algunas palabras y está abierto a aprender el vocabulario que le enseñes, no importa el idioma… él o ella te imita.
– Manifiesta expontáneamente sus gustos y disgustos.
– Su temperamento se evidencia fuertemente.
– Trata de imitar todo lo que haces.
– Escucha atentamente por varios minutos.
– Juega… y mucho. Es su mejor manera de aprender.
– Juega y dura más tiempo en su baño matutino o nocturno.

– Vacunas
Sé puntual con sus vacunas de los 12, 18 meses. Son importante para que su sistema inmunológico se fortalezca aún más.

¿Cuáles son las vacunas que le deben poner a mi bebe después de los 12 meses?

– Primera dosis de tripleviral (12 meses).
– Primera dosis fiebre amarilla (12 meses).
– Primera dosis Hepatitis A (12 meses)
– Primera dosis Varicela (12 meses)
– Refuerzo de Neumococo (12 a 15 meses)
– Segunda dosis Hepatitis A (18 meses)
– Primer refuerzo DPT (18 meses)
– Primer refuerzo Polio (18 meses)
– Refuerzo Hepatitis B (18 meses)

Pregunta al centro de vacunación por la vacuna de la tosferina. Se está haciendo una campaña nacional sobre esta efermedad respiratoria mortal, la cual es de transmisión por vía aérea.

– Baño y limpieza.
Es rico ver como nuestro príncipe o princesa disfrutan su baño y chapotean el agua para un lado y otro. Se divierten y eso es lo más importante, que sientan que la hora de bañarse es sinónimo de diversión y a la vez de relax. Además es otra oportunidad para enseñarles las figuras, los colores, los animales o los números. Permite que tu creatividad se extienda a tu bebé.

En esta parte solo te recomiendo que continues con la rutina de limpieza que tienes con tu peque después del baño. Limpiar sus orejas, su boca, si pipí o vagina, humectarle bien su piel, cortar sus uñas de las manos cada 72 horas y las de los pies al menos una vez a la semana.

– El sueño
• Tu peque probablemente duerme menos en el día. Toma una corta siesta hacia el medio día otra por la tarde.
• Éste ya debe dormir toda la noche entre 10 y 12 horas.
Si tu bebé aún no duerme toda la noche tenemos par ti nuestro artículo 6 Claves para lograr que tu bebé duerma toda la noche.
• Si tu bebé se da vuelta al dormir y queda sobre su estómago, está bien si lo deja en esa posición. Si observa o escucha algún ruido, como ronquido o taponamiento es preferible cambiarlo de posición.

– Manejo de berrinches

¡Ayyy! ya están creciendo nuestros peques y quieren ser un poco independientes. Desean comer solos, jugar con lo que les porboca, estar en lugares o espacios sin importarles el riesgo, bajar y subir las escaleras solos, salir libremente, apenas si caminan y ya quieren correr.

Quieren tomar sus propias decisiones ymuchas veces no pueden lidiar con el hecho de no obtener lo que quieren. Eso los lleva a hacer berrinches. Para nosotras las mamás controlar su temperamento podría ser una de las cosas más difíciles de
aprender.

Los berrinches son una manera en que los niños y niñas dejan salir la presión cuando están enojados, frustrados e irritables. Por eso lo primero que debes hacer es comprender el motivo de la pataleta: ¿sueño, cansancio, frustración porque quiere hacer algo solo y no puede, hambre, porque no consigue lo que quiere?

Luego que sabes la causa, establece límites razonables, pero no esperes que tu peque sea perfecto(a). Manten una rutina diaria en lo posible, para que tu niño(a) sepa qué esperar. Finalmente la recomendación es que te asegures que tu peque haya descansado lo suficiente, especialmente si ha estado ocupado o con alguna actividad que le cause mucha tensión.

¿Deseas Recibir Noticias?