En el 2017 tuve la oportunidad de conocer a Ivanna Cardenas en un desayuno para un grupo de mamitas. Hasta el momento solo sabía que era una súper mamá de cuatrillizos, muy fashion y hermosa; pero conocí más sobre su historia a penas hasta hace poco. Quedé en shock al conocer cómo fue le nacimiento de sus bebés y las decisiones tan difíciles que tuvo que tomar en pro de su bienestar. Ella misma nos cuenta su historia.

IVANNA CARDENAS Y EL MILAGRO DE SUS CUATRILLIZOS.

“¡Hoy estoy celebrando la vida de mis cuatrillizos y lo comparto contigo! En el 2014 fui al médico para mi examen rutinario y tuve la gran bendición de recibir la noticia de que estaba embarazada. Después de 2 semanas, fui a la primera ecografía con mi esposo para poder ver y escuchar el latido del corazón de mi bebé.

Cuando el médico comenzó hacerme el examen, encontró el pequeño corazón que nosotros tan ansiosamente estábamos esperando escuchar, y unos segundos después, él notó que había dos bebés, luego tres, y unos segundos después se encontró con un cuarto latido de corazón… ¡Son cuatrillizos!

¿Cómo puede pasar esto si yo no he hecho ningún tipo de tratamiento? Me dije a mi misma. Miré a mi marido asombrada. Estábamos tan emocionados y al mismo tiempo tan asustados. No podíamos creer lo que estábamos viendo en la pantalla. ¡Santo Dios! ¿Cuatro? En mi familia no hay herencia, así que fue un milagro de Dios.

En el sexto mes fui a una ecografía de rutina, ya que cada semana debía ir a control para asegurarme que los niños estaban creciendo sanamente; pero ese día hubo algo diferente. Mis citas eran generalmente de 5 horas, sin embargo, el 18 de agosto de 2014, los médicos se estaban tomando más tiempo de lo habitual. Después de examinar cada uno de los bebés, el médico nos dijo que necesitaba hablar con nosotros. Lo que él nos dijo a continuación fue la noticia más desagradable: nuestro bebé D (porque ellos habían identificado a los bebés con las letras A, B, C, D) no estaba recibiendo suficientes nutrientes a través de la placenta.

LA GRAN DECISIÓN

Él nos dijo que teníamos dos opciones. La primera opción era remover al bebé D y dejar que los otros tres bebés continuarán su crecimiento normal (siempre pensamos que el bebé D era una niña) y la segunda opción era permitir que todos los niños nacieran ese día y tratar de salvarlos a todos. Sin pensarlo dos veces, nuestra decisión fue salvar la vida de mis cuatro hijos.

Cuando nació el bebé D, nos dimos cuenta que no era una niña, sino un niño al cual hemos llamado Gabriel. El nació pesando 550 gramos y con dificultades respiratorias. Sus dos primeros días de vida fueron muy difíciles para toda la familia, ya que Gabriel estaba luchando por su vida.

Bebe Gabriel uno de los cuatrillizos

Bebe Gabriel uno de los cuatrillizos.

En ese momento su saturación de oxígeno en la sangre comenzó a disminuir a un 3% y los médicos nos dijeron que probablemente no iba a sobrevivir, que era mejor que nos despidiéramos y llamáramos a un sacerdote para que lo bautizara.

Ese día estuvo lleno de tantas emociones encontradas, por un lado, yo estaba tan feliz de tener 4 hermosos bebés (tres niños y una niña), al mismo tiempo tenía un bebé luchando por su vida…que se nos estaba muriendo frente a nosotros.

Los cuatrillizos

Los cuatrillizos

RESUCITÓ

Le pedí a Dios que, si era su voluntad llevárselo, nosotros íbamos a comprender; pero le rogué que lo dejara aquí con su familia, que yo lo iba a proteger y cuidar de la mejor manera posible. Recé sin parar pidiéndole a Dios por su vida. Mientras oraba ¡PASÓ UN MILAGRO! Su saturación comenzó a subir, y vi que el bebé estaba mejorando, él comenzó a luchar, una persona tan pequeñita luchando para quedarse aquí con nosotros.

Dios sin duda tiene un propósito para él, así como para mis otros bebés. Mis cuatrillizos están aquí por una razón y tienen una misión en la vida que solo Dios sabe. Estoy eternamente agradecida por todo lo que Dios me ha dado y de la manera que El me demuestra todos los días cuán grande son sus maravillas.

Hoy en día mi Gabriel, a pesar de que la falta de oxígeno al nacer afectó su cerebro y con ello su desarrollo motriz, es muy inteligente e independiente. Con terapia se ha desarrollado muy bien y ha logrado aprender a caminar poco a poco. Es el más tecnológico de todos, es muy hábil, realmente me sorprende mi bebé ¡Lo amo!

Ahora, tengo cuatro hijos completamente sanos. Los cangurié y los lacté por 10 meses y creo que eso les ayudó mucho a fortalecerse. Ellos han luchado y tuvieron sus dificultades durante su estancia en el hospital, pero esto para mí fue solamente una prueba para superar y una experiencia de aprendizaje, así como una manera de poder mostrarle a las personas lo increíble que es Dios.

Ivana Cardenas y sus cuatrillizos.

Ivana Cardenas y sus cuatrillizos.

Dios tiene su mano sanadora en cada uno de ellos y los está protegiendo. ¿Qué más puedo pedir?”.

Gracias Ivanna Cardenas por mostrarnos con tu vida y la de tus hijos que los milagros si existen y cuan agradecidas debemos estar por ello.

Cada una de nosotras vive su propio milagro de vida. Cuéntame en los comentarios cómo fue la historia del milagro de tu bebé.

¿Deseas Recibir Noticias?