La alimentación complementaria después de los 6 meses es todo un reto y una aventura para nosotras las madres, pues estamos a la expectativa de la reacción de nuestro bebé ante los nuevos sabores.

De acuerdo con el pediatra, neonatólogo y gastroenterólogo Gustavo Romero Hanni “Un bebé luego de los 5 meses puede empezar su alimentación complementaria con jugos de frutas como: manzana, pera y mango.”

El doctor Romero sugiere cortar ¼ de la fruta y licuarla con un poco de agua hervida y dársela al bebé en su tetero o en un vaso con dispensador. Es importante darle al niño una porción de jugo en la mañana y en la tarde con una misma fruta durante dos o tres días, así observar la reacción del bebé con ésta.

En las primeras semanas del sexto mes puedes convertir la fruta (pera, manzana, mango) en compota ¿Cómo hacerlo en casa? Pon a hervir ¼ de agua, cuando esté a punto de hervir le hechas media porción de la fruta y la dejas de uno a dos minutos. Si la fruta lo permite macérala con un tenedor o cuchara, sino, usa una batiora de inmesión y así tendrás una rica compota natural. Evita adicionar azuca o miel, permitele a tu bebé que saboree lo natural. Otras frutas que puedes empezar a incluir en la dieta de tu bebé son: papaya, durazno y granadilla.

Hacia finales del sexto mes y principios del séptimo las verduras son la novedad para el paladar de tu príncipe o princesa. Se empieza dándole compotas de zanahoría, ahuyama y espinaca con la misma técnica de la compota de frutas una porión al día (hacía el almuerzo) por dos o tres días con la misma verdura para que se adapte poco a poco al sabor y puedas ver cómo reacciona ante la misma.

En el octavo mes se recomienda hacer combinaciones de verduras hasta convertir las compotas en cremas y las cremas en sopas. El pollo es la proteína con la que la mayoría de las mamis empezamos y luego probamos con la carne. Éstas deben cocinarse al vapor o asarlas evitando los condimientos y el exceso de sal. Desmenuzarlo para que nuestro peque deguste su sabor.

Como es probable que en esta etapa el bebé tenga sus primeros dientes, él o ella van a querer hacer uso de éstos. Por tanto es importante permitirles un poco de textura en las cremas o sopas; es decir dejar trocitos blandos de los alimentos para que empiecen a hacer el ejercicio de masticar.

Del noveno en adelante se puede incluir el arroz, la papa, la pasta y el pan. De esta manera se van completando los grupos alimenticios en la dieta del bebé. De acuerdo con el Doctor Romero, es importantees que mantengas una rutina en los horarios de las comidas de tu peque, así él o ella empezará a adaptarse a dichos horarios que tu sigas en tu dieta. Particularmente te recomiendo que sientes a la princesa o el príncipe en su silla comedor cada vez que sea hora de comer, así grabará con más facilidad su rutina.

Procura entonces:
– Darle su desayuno con su leche materna o leche de fórmula.
– Hacia media mañana la porción de fruta.
– Al medio día su caldo o crema de verduras, la proteína y de carbohidratos: arroz, puré de papa o pasta.
– En la media tarde su segunda porción de fruta.
– Galletas.
– Hacia la noche un carbohidrato con una proteína.
– Para dormir su leche materna o leche de fórmula.

Nota: La lactancia es eficaz los primeros seis meses de vida del bebé. De acuerdo con investigaciones darle seno a los niños hasta el año, les ayuda a completar su formación física/neuronal y estrecha el vínvulo madre e hijo. Sin embargo posterior al año, la leche materna ya no cumple mayor función nutricional. Habla con el pediatra al respecto para que te oriente sobre el momento adecuado para dejar de lactar a tu bebé y reforzar la alimentación complementaria.

¿Cómo ha sido tu experiencia con la alimentación complementaria? Compártenos en los comentarios tu historia. Tu experiencia es importante para nosotros y puede ayudar a otras mamitas en su crecimientoen como mamás.

Descarga aquí la plantilla con los horarios de comidas por etapas.

¿Deseas Recibir Noticias?