¿Te sientes un poco agobiada porque no sabes cómo organizar la alimentación de tu bebé ahora que ya pasa del año? Recuerda que las rutinas para los niños son fundamentales;ya que éstas les permiten adaptarse a los horarios habituales en la familia. Por ende el momento de comer se convierte precisamente en una oportunidad para que tu peque se integre y tu familia se una.

¿Cómo establecer una rutina de alimentación y con qué alimentos? Depende de ti. De tu organización y constancia. Su cuerpito está lo suficientemente maduro para recibir variedad de alimentos, así que eres tu quien decide qué comerá… ¿Cuándo?, él o ella te lo manifestará, aunque debe ser al menos cada 3 horas. Como nuestro deseo es hacerte la vida más sencilla, tenemos para ti 8 trucos que te ayudarán a lograr este objetivo:
1) Diseña un cuadro con los horarios que quieres establecer para empezar la rutina. Esta debe contener: días de la semana, hora desde que el peque se levanta por la mañana hasta que duerme en la noche, divide en seis partes el horarios: Desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde, final de la tarde, cena.

2) Recuerda que mínimo cada dos o tres horas tu princesa o príncipe debe comer y ser hidratado por lo menos con un vaso de agua diario.

3) Haz la lista de todos los alimentos que ya tu peque come, separándolos por grupo alimenticio. Incluye también los que no come aún para que los empiece a degustar. Es importante que tengas en cuenta los dientes de tu bebé, pues su dentadura te indicará su capacidad de masticar. Grupos alimenticios:
– Carbohidratos y cereales: Arroz, papa, pastas, pan,harina pan, yuca, ñame, tortilas, pancakes, avena, maiz, trigo, harina de trigo, cebada, galletas.
– Proteína y Legumbres: Carne, pollo, pavo, cerdo, pescaso, huevo, salchichas, jamón de cerdo, jamón de pavo, tofu, mariscos, arbejas, lentejas, fríjol, garbanzo, soya, frutos secos (nuez, maní,marañon, almendras, avellanas, semillas de girasol)
– Productos lacteos: Leche, queso, yogurt, kummis, helado.
– Frutas: Manzana, pera, banano, guayaba, durazno, fresas, mora, lulo, maracuyá, naranja, mandarina, uvas, kiwi, mango, melón, sandía, papaya, granadilla, ciruelas, piña, pasas, pomelo.
– Verduras: espinaca, alcachofas, espárragos, aguacate, remolacha, zanahoria, coles de bruselas, repollo, coliflor, apio, pepino, berenjenas, pimientos verdes y rojos, hongos, cebollas, judías verdes, tomates, calabacín, sukini,
– Bebidas y otros: Café, chocolate, te, coladas, maltas, Agua, gelatina.

4) Distribuye los alimentos en los seis horarios del cuadro por día de la semana con base en la alimentación de la familia. Recuerda que al menos son 3 porciones de fruta al día, 3 porciones de verduras, 3 porciones de carbohidrados/cereales, 3 porciones de proteínas y 2 porciones de productos lácteos.Ver modelo adjunto.

5) Con esta ditribución podrás tener claro cómo y en qué horarios establecer la rutina alimenticia de tu bebé. También será más fácil hacer el mercado semanal, quincenal o mensual.

6) Cuando pongas en marcha dar a tu bebé los alimentos con base en los horarios establecidos en el cuadro, la recomendación es hacerlo en su propia silla comedor, así asociará fácilemte la rutina. Por experiencia, al principio no será tan fácil, pero tranquila, si eres persistente verás los resultados.

7) Tu labor en esta etapa es presentarle los alimentos de forma divertida, agradable y con el sazón y sabor que te caraztericen. Sé más creativa con aquellos alimentos que no recibe fácilemente, pero que sabes que son fundamentales para su nutrición.

8) Evita obligarlo(a) a comer grandes cantidades, ellos tienen su límite y te lo manifestará claramente.

Espero que estos pasos te ayuden a estar más tranquila y organizada con la alimentación de tu princesa o príncipe.

¿Deseas Recibir Noticias?